Blogia
Pensando

Trabajo en Equipo

Trabajo en Equipo Hoy, revisando algunos mails enviados encontré una de esas encuestas que hay dando vueltas por la red. Y hubo una pregunta que me llamó poderosamente la atención:
¿Equipo?
Puede parecer medio sosa, incluso superficial; pero a mí me gusta buscarle el pelo al huevo (o la quinta pata al gato).

¿Alguna vez se pusieron a pensar en todos los equipos de los que han formado parte? De seguro son muchos; de trabajo, deporte, en el colegio para hacer trabajos/informes, para un tour estando de vacaciones, inclusive en concursos, comeptencias y programas de TV. Las experiencias son diversas y lo que puede haber quedado de ellas importante pero hagamos una división de éste grupo tan grande: grupos voluntarios y grupos aleatorios.

En la segunda categoría caerían todos aquellas oportunidades en las que no estaba en nosotros la elección del grupo, de las personas con quienes compartiríamos la actividad. A veces fue voluntad de alguien más o simple producto del azar; pero nosotros no tuvimos nada que ver. En mi - limitada - experiencia hay una cosa que tiene en cómun todo éste grupo (además de la característica ya mencionada): contiene las experiencias más interesantes, aquellas en las que aprendí más o me llevé los más grandes disgustos. Ya sea porque los resultados obtenidos no fueron los esperados, las personas del grupo no eran de mi agrado ó aprendía algo nuevo de alguien que después me sirvió mucho para otras cosas.

El primer grupo, por su parte, está formado por aquellas veces en las que elegimos cómo iba a estar conformado el grupo en cuestión. En su mayoría, son todas experiencias en el colegio y/o la facultad para laboratorios, informes y/o proyectos y - al igual que en el caso anterior - también puedo encontrar otra característica en común: fueron actividades más placenteras. Sea porque se llegó al resultado querido, porque uno disfrutó del tiempo invertido en compañía o sólo por simple costumbre, más allá de la tarea o el objetivo del grupo.

A mí me sorprendió esto último. ¿Cuánto influyen las personas con las que estemos trabajando? También hay que tener en cuenta que no es sólo cuestión de tener una buena relación sino también de conocer la forma de trabajar de los demás miembros del grupo. Saber cuáles son los puntos fuertes y los puntos flacos de cada uno ayuda a una división de tareas más eficiente, ir aprendiendo a acomodarse al rol que le toca dentro del equipo evita pérdidas de tiempo innecesarias. Porque un grupo con dos personas que quieren ser líderes entrará en conflicto y no avanzará en pos de su objetivo o, por el contrario, un grupo sin líderes avanzará en distintas direcciones pero hacia ningún lado.

¿Qué otros factores se les ocurren? ¿Alguna experiencia ilustrativa o excepción?
¿Por qué creen que tratamos de agruparnos siempre con la misma gente?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Nimue y su kaos -

En mi opinión el grupo ideal es aquel en el que hay personas de diferentes personalidades, culturas, sexo... entre lo más variado se consigue dar los mejores resultados, nuevos puntos de vista...

Azul -

Por comodidad. I think so...

Matías -

Gran verdad, Rodri. De todas formas prefiero ser parte de esos "grupos espontáneos" de tanto en tanto; me quedo con aquellos grupos con los que sé que trabajo bien para el día-a-día. Más que por una cuestión de eficencia, por costumbre; ya sé que trabajamos bien juntos, la pasamos bien mientras tanto, y también algo aprendemos (aunque no tanto como en las otras experiencias).

Ya son 4 centavos :p

Rodrigo -

Totalmente ... creo que los grupos "heterogeneos" son los que mas aportan a tu calidad de ser humano ...

En mi caso, yo antes trataba de agruparme siempre con la misma gente, pero me dí cuenta que terminaba siendo un cerrado de mente ... ahora, trato de relacionarme mas con grupos (o situaciones) que en realidad no tienen nada que ver con lo que estoy haciendo. Me gusta la idea de ser un "open minded person", creo que ahi esta la clave para entender (y triunfar) en la vida.

Una vez, tuve que viajar con un ciego, en el colectivo Jujuy-Cordoba (en esa epoca yo era un cerrado semi-discriminador que no respetaba los puntos de vista ajenos). El waso me dijo algo muy importante, y que cambio de alguna manera mi forma de pensar:

"En el respeto a los demas y a sus opiniones esta el secreto de la vida, amigo".

Mis 2 centavitos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres